Instalacion GPU MSI R9 280x en MacPro 2,1

Desde hace unas semanas llevo probado el grabador Atomos Shogun con la Sony A7s y ZenSlider. El objetivo es empezar a hacer trabajos de video en 4K.

TheZenSlider_2015-abr-01

Contento con el equipo de grabación y rodaje, quedaba ver qué tal se comportaba el abuelo con este metraje en 4K y Final Cut Pro X (que es lo que uso principalmente para edición).

Antes de nada, decir que llevo pensando cambiar de equipo mucho tiempo, ya que en Final Cut Pro X la edición “normalita” de material en HD ya se hacía muy tediosa, sobre todo en cuanto hacías alguna corrección de color o aplicabas alguna capa adicional.

Adelanto que aunque todavía no me he decidido, creo que voy a montar un Hackintosh con una o dos gráfica MSI Radeon R9 280x. Aunque la justificación de la elección la dejo para un post posterior.

En nuestro famoso foro de MacRumors, hablan de que la GPU más potente que podemos poner en nuestro MacPro del 2006 es precisamente la MSI R9 280x Gaming, así que decidí comprarla y probarla en el MacPro, antes de lanzarme definitivamente, o no, al Hackintosh.

La instalación


Podéis conseguir la MSI R9 280X GAMING en Amazon a buen precio.

Lo más importante es saber que esta GPU consume más y necesita más potencia que la GTX660 que tenía instalada, por lo que necesita alimentarse con 2 cables dirigidos a las tomas de 6 pines de la placa base. Recordemos que con la GTX660 con un cable era suficiente para alimentarla.

La tarjeta tiene 2 conectores hembra de alimentación, uno de 6 pines y otro de 8. Incluida con la tarjeta viene un adaptador de 8 pines macho a 6 pines hembra, con lo que con un par de estos cables, la instalación se realiza sin ningún problema.

También podéis conseguir este Cable GPU para MacPro en Amazon.

Rendimiento

FCP-X-10.2Las pruebas de rendimiento siendo fáciles de realizar no son más que un mero número y hay que tomarlo como una referencia. Sobre todo porque, según el consenso general según que aplicaciones utilices, estas están más optimizadas para aprovechar las ventajas de las GPUS Nvidia o las Radeon.

Un caso clarísimo es Apple Final Cut Por X, que está muy optimizado para las ATI Radeon (openCL). Las aplicaciones de Adobe, en especial Premier y After Effects, según he leído son más “rentables” en entornos NVIDIA (openGL/CUDA).

Os dejo los tests de rendimiento:

GEEKBENCH3D 32bit

Rendimiento general, especialmente se prueba CPU

Mac Pro 2,66Ghz + GTX660: 1419 / 4447

Mac Pro 3Ghz + R9 280x: 1566 / 9740

MBP Retina i7 2.7Ghz: 3051/11647

GEEKS3D GPUTEST (TessMark x64 – openGL4.1)

Rendimiento de openGL con la GPU

Mac Pro 2,66Ghz + GTX660: 9666 (fps: 161)

Mac Pro 3Ghz + R9 280x: 5350 (fps: 89)

MBP Retina i7 2.7Ghz: 3062 (fps: 51)

LUXMARK (OpenCL)

Rendimiento de openCL con la GPU

Mac Pro 2,66Ghz + GTX660: 450

Mac Pro 3Ghz + R9 280x: 2259

MBP Retina i7 2.7Ghz: 373

Conclusiones

De base tenemos el handicap que una arquitectura moderna basada en un i7 a 2.7Ghz es el doble de rápido que nuestro doble Xeon a 3Ghz, lo cual parece increíble pero cierto.

En cuanto a la GPU, fijaros lo que os decía, la MSI R9 280x tiene la mitad de rendimiento en OpenGL que la GTX660 pero 4 veces más en OpenCL.

Y eso en Final Cut Pro X se nota, y mucho. Puedo hacer edición básica en modo “Better Performance” con el contenido grabado con el Shogun en ProRes y 4K. Con básica me refiero a alguna corrección de color sencilla y transiciones entre clips con una fluidez en el  interfaz de usuario aceptable. Todo esto con el material real, sin proxies.

Pero volvemos al tema de siempre, estamos sacando una rentabilidad increíble a una máquina del 2006, podemos hasta editar video 4K. Alucinante. Pero nuestro equipo está viviendo de prestado:

– tenemos limitado el rendimiento global por los slots PCIe 1.1 y por la arquitectura Xeon

no tenemos soporte, tenemos que cruzar los dedos cada vez que se actualiza OSX. Y por supuesto cuando llegue OSX 10.11 probablemente debamos esperar a que algún semi-dios como Piker-Alfa o anteriormente Tiamo hackee el nuevo boot.efi.

– A mi de vez en cuando no me arranca o me deja de reconocer 2 bancos de memoria.

– En mi configuración estoy por encima de los valores nominales de consumo de la fuente de alimentación. Amén de que la alimentación de la GPU viene por los pads de la placa base, lo cual es una barbaridad, ya que la MSI R9 280x llega a tener picos de consumo de 250W. Sin ir más lejos el sensor del disipador del Northbridge suele llegar facilmente a los 95º (debería cambiarle la pasta térmica y revisarlo por si se ha soltado el disipador del chip).

Actualización de máquina en breve. Ya os contaré.

Para más información y noticias sobre Final Cut Pro X, echad un ojo al blog de nuestros colegas finalcutpro.es

 

 

Qué hace el fichero boot.efi hackeado por Tiamo

2000Os suena la Obsolescencia Programada, ¿verdad? Esta es la historia de un samurai japonés, Tiamo que ha permitido a infinidad de personas con un viejo MacPro, que Apple decidió en su momento dejar fuera de juego no solo poder instalar la última versión del sistema operativo, sino que además como regalo colateral, posibilitar instalar tarjetas gráficas de ultima generación y no solamente aquellas flasheadas específicamente para MAC ($$$).

Es un poco irónico que el hackeo del bootloader lo realizara en Microsoft Visual Studio.

¿Qué es el EFI?

Lo primero que se activa nada más encender el mac es el firmware BootROM, software embebido en un microcontrolador de la placa base. Este BootROM tiene dos componentes:

POST (Power-On Self Test) encargado de la inicialización de cierto hardware además de comprobar el estado de la memoria y otras comprobaciones.

EFI (Extensible Firmware Interface). Sobre la función que realiza, me gusta mucho la definición que he encontrado en stackexchange: “EFI es un contrato que especifica donde el hardware puede encontrar y arrancar el software y viceversa”, aunque de forma mucho más sencilla lo que hace es seleccionar el sistema operativo a utilizar.

Una vez que el BootROM ha finalizado y que la partición de arranque de OSX se ha seleccionado, se transfiere el control al bootloader “boot.efi”, encargado de cargar el kernel.

Con esto queda claro algo que a veces en los foros está un poco confuso y es que el boot.efi no es el EFI.

¿Por qué no puedo instalar Mountain Lion o Mavericks en el MacPro1,1 o 2,1?

Lion tiene (tenía) dos modos de arranque, 32 o 64 bit. El EFI de los MacPro1,1 y 2,1 es un software de 32 bit. Se puede entender que Lion, en nuestros MacPro arranca siempre en modo 32 bit puesto que la EFI también lo es.

Apple decidió distribuir ML y Mavericks como sistemas operativos de 64 bit únicamente. También decidió no ofrecer una actualización del firmware EFI a 64 bit, dejando a nuestros ordenadores anclados en Lion. Lo que más molesta es que la decisión fué de marketing y ventas dirigida a forzar a actualizar los MacPro, ya que como sabéis los procesadores Xeon y arquitectura que montan los MacPro1,1 y 2,1 son de 64 bit, con lo que funcionarían perfectamente en ML o Mavericks (si no fuera así por mucho hack de Tiamo del boot.efi no podríamos instalar Mavericks en la vida).

¿Que hace el booloader boot.efi hackeado?

Ni más ni menos redirigir las llamadas que el kernel hace al EFI de 64 bits al firmware EFI de 32 bit. Se consigue de esta forma que cuando el sistema operativo hace alguna llamada a los servicios de la EFI en formato 64 bits, nuestro bootloader hackeado captura esa llamada y la transforma a 32 bits para pasársela a continuación al EFI de 32 bits. El EFI32 devolverá el valor al bootloader que hará la transformación a la inversa y la entregará al kernel.

Fuentes

 

Actualización MacPro1,1 a QuadCore 3Ghz

El siguiente paso del rejuvenecimiento del MacPro del 2006 era cambiarle los procesadores. El top que se puede poner en estos sockets es el Xeon X5365, osea un Quad Core a 3Ghz. Por aproximadamente 180€ he podido pasar de 4 cores a 2,66Ghz a 8 cores y 3Ghz.

El procedimiento no es excesivamente complicado y se puede seguir perfectamente en estos videos de youtube.

http://www.youtube.com/watch?v=xYvlojzqjS8
http://www.youtube.com/watch?v=QU6qQRfhrXA

Yo os pondré algún detalle del proceso que me ha parecido de relevancia.

Para acceder a los procesadores es necesario retirar la tarjeta gráfica, al menos el segundo disco duro, las placas de la memoria RAM, el soporte de los ventiladores traseros y la propia placa protectora de los disipadores.

Uno de los principales problemas que me he encontrado es retirar la carcaza donde se ubican los ventiladores traseros. A parte de quitar el tornillo que lo sujeta a la placa base, lo único que hay que hacer es extraerlo. Pues aunque sencillo, puede llegar a resultar extremadamente frustrante. Mi recomendación es que a parte de tirar hacia arriba de la carcasa, ayuda acompañarlo de movimientos laterales. Aunque parezca que está atornillado a algún sitio más, no desesperéis. En unos 10 minutos lo tenéis resuelto 🙂

Soporte ventiladores traseros en MacPro

Otro tema que merece mención es la llave allen necesaria para quitar los tornillos de los disipadores. Ayuda tener una llave larga para poderla insertar desde la parte superior de los disipadores, aunque se puede acceder a ellos desde los laterales, es un poco más engorroso.

Disipadores de calor

Recordad que hay que quitar los cables de los sensores de temperatura de los disipadores. Aquí podéis ver el detalle de la conexión a la placa base de la sonda térmica de uno de los disipadores.

Conexión sonda temperatura

Una vez quitados los disipadores, conviene limpiar bien la superficie de contacto de los disipadores de la pasta térmica antigua.

Superficie de contacto de los disipadores de calor en MacPro

En esta foto podéis ver los restos de la pasta térmica en los procesadores a reemplazar

20140325-015

En esta última se puede apreciar el acceso a los sockets de los procesadores

20140325-022

Rendimiento en Geekbench3 Dual Core 2,66Ghz

Benchmark: 1420 – 4902

Temperatura disipadores: 31º / 32º

Temperatura cores: 41º / 33º / 41º / 32º

Rendimiento en Geekbench3 Quad Core 3,00Ghz

Benchmark: 1578 – 10257

Temperatura disipadores: 31º / 34º

Temperatura cores: 55º / 54º / 51º / 59º / 54º / 54º / 48º / 49º