Midiendo el rendimiento en FCPX con BruceX

FCP-X-10.2

Una de las formas de medir el rendimiento de Final Cut Pro es con el test BruceX.

Es muy sencillo de realizar. Tenéis las instrucciones originales en inglés aquí.

1- Descargad el fichero XML con el proyecto aquí.

2- Abre QuickTime player and Final Cut Pro al mismo tiempo

3- En Final Cut Pro X, ir a Final Cut Pro->Preferences, y en la pestaña Playback aseguraos de tener a off el parámetro ‘Background Render’.

4- Importar el fichero XML descargado con File->Import:XML

5- Haz clic sobre el timeline ‘BruceX Test – 5K ‘

6- Exportar a  QuickTime Movie seleccionando File->Share->Master File.

7- Selecciona la pestaña Settings y en Video Codec selecciona ProRes422

8- En la sección Open With, elige QuickTime Player

9- Haz clic en Next y selecciona la carpeta donde queremos que se genere el render.

10- Prepara el cronómetro y activalo en el momento de hacer clic en Save. Páralo cuando veas que la peli se abre en QuickTime Player y para el cronómetro.

Estaría bien confeccionar una lista con vuestros resultados para ver qué GPUs van mejor para FCPX en nuestros MacPros. Si ponéis los resultados que os salen a vosotros en los comentarios iré actualizando esta lista.

No olvidéis poner las características de CPUs y GPUs que utilicéis.

 

Test BruceX

MBP (i7 2.7Ghz – GeForce GT 650M) 60 segundos
MacPro 2,1 (2x Xeon 3Ghz – MSI R9 280x Gaming) 95 segundos
MacPro 3,1 (14Gb RAM – GTX680) 103 segundos
MacPro 3,1 (14Gb RAM – GTX680 flasheada) 90 segundos
Hackintosh i7@4.3Ghz (16Gb RAM – MSI R9 280x) 26 segundos
MacPro 6 cores + 2x D500 + 16Gb 29 segundos

 

 

 

Instalacion GPU MSI R9 280x en MacPro 2,1

Desde hace unas semanas llevo probado el grabador Atomos Shogun con la Sony A7s y ZenSlider. El objetivo es empezar a hacer trabajos de video en 4K.

TheZenSlider_2015-abr-01

Contento con el equipo de grabación y rodaje, quedaba ver qué tal se comportaba el abuelo con este metraje en 4K y Final Cut Pro X (que es lo que uso principalmente para edición).

Antes de nada, decir que llevo pensando cambiar de equipo mucho tiempo, ya que en Final Cut Pro X la edición “normalita” de material en HD ya se hacía muy tediosa, sobre todo en cuanto hacías alguna corrección de color o aplicabas alguna capa adicional.

Adelanto que aunque todavía no me he decidido, creo que voy a montar un Hackintosh con una o dos gráfica MSI Radeon R9 280x. Aunque la justificación de la elección la dejo para un post posterior.

En nuestro famoso foro de MacRumors, hablan de que la GPU más potente que podemos poner en nuestro MacPro del 2006 es precisamente la MSI R9 280x Gaming, así que decidí comprarla y probarla en el MacPro, antes de lanzarme definitivamente, o no, al Hackintosh.

La instalación


Podéis conseguir la MSI R9 280X GAMING en Amazon a buen precio.

Lo más importante es saber que esta GPU consume más y necesita más potencia que la GTX660 que tenía instalada, por lo que necesita alimentarse con 2 cables dirigidos a las tomas de 6 pines de la placa base. Recordemos que con la GTX660 con un cable era suficiente para alimentarla.

La tarjeta tiene 2 conectores hembra de alimentación, uno de 6 pines y otro de 8. Incluida con la tarjeta viene un adaptador de 8 pines macho a 6 pines hembra, con lo que con un par de estos cables, la instalación se realiza sin ningún problema.

También podéis conseguir este Cable GPU para MacPro en Amazon.

Rendimiento

FCP-X-10.2Las pruebas de rendimiento siendo fáciles de realizar no son más que un mero número y hay que tomarlo como una referencia. Sobre todo porque, según el consenso general según que aplicaciones utilices, estas están más optimizadas para aprovechar las ventajas de las GPUS Nvidia o las Radeon.

Un caso clarísimo es Apple Final Cut Por X, que está muy optimizado para las ATI Radeon (openCL). Las aplicaciones de Adobe, en especial Premier y After Effects, según he leído son más “rentables” en entornos NVIDIA (openGL/CUDA).

Os dejo los tests de rendimiento:

GEEKBENCH3D 32bit

Rendimiento general, especialmente se prueba CPU

Mac Pro 2,66Ghz + GTX660: 1419 / 4447

Mac Pro 3Ghz + R9 280x: 1566 / 9740

MBP Retina i7 2.7Ghz: 3051/11647

GEEKS3D GPUTEST (TessMark x64 – openGL4.1)

Rendimiento de openGL con la GPU

Mac Pro 2,66Ghz + GTX660: 9666 (fps: 161)

Mac Pro 3Ghz + R9 280x: 5350 (fps: 89)

MBP Retina i7 2.7Ghz: 3062 (fps: 51)

LUXMARK (OpenCL)

Rendimiento de openCL con la GPU

Mac Pro 2,66Ghz + GTX660: 450

Mac Pro 3Ghz + R9 280x: 2259

MBP Retina i7 2.7Ghz: 373

Conclusiones

De base tenemos el handicap que una arquitectura moderna basada en un i7 a 2.7Ghz es el doble de rápido que nuestro doble Xeon a 3Ghz, lo cual parece increíble pero cierto.

En cuanto a la GPU, fijaros lo que os decía, la MSI R9 280x tiene la mitad de rendimiento en OpenGL que la GTX660 pero 4 veces más en OpenCL.

Y eso en Final Cut Pro X se nota, y mucho. Puedo hacer edición básica en modo “Better Performance” con el contenido grabado con el Shogun en ProRes y 4K. Con básica me refiero a alguna corrección de color sencilla y transiciones entre clips con una fluidez en el  interfaz de usuario aceptable. Todo esto con el material real, sin proxies.

Pero volvemos al tema de siempre, estamos sacando una rentabilidad increíble a una máquina del 2006, podemos hasta editar video 4K. Alucinante. Pero nuestro equipo está viviendo de prestado:

– tenemos limitado el rendimiento global por los slots PCIe 1.1 y por la arquitectura Xeon

no tenemos soporte, tenemos que cruzar los dedos cada vez que se actualiza OSX. Y por supuesto cuando llegue OSX 10.11 probablemente debamos esperar a que algún semi-dios como Piker-Alfa o anteriormente Tiamo hackee el nuevo boot.efi.

– A mi de vez en cuando no me arranca o me deja de reconocer 2 bancos de memoria.

– En mi configuración estoy por encima de los valores nominales de consumo de la fuente de alimentación. Amén de que la alimentación de la GPU viene por los pads de la placa base, lo cual es una barbaridad, ya que la MSI R9 280x llega a tener picos de consumo de 250W. Sin ir más lejos el sensor del disipador del Northbridge suele llegar facilmente a los 95º (debería cambiarle la pasta térmica y revisarlo por si se ha soltado el disipador del chip).

Actualización de máquina en breve. Ya os contaré.

Para más información y noticias sobre Final Cut Pro X, echad un ojo al blog de nuestros colegas finalcutpro.es

 

 

Como exprimir al máximo las ranuras PCIe del MacPro

En el MacPro1,1 las ranuras PCI Express donde van instaladas nuestras tarjetas gráficas pueden tener asociados 1, 4, 8 o 16 carriles de datos (lanes en inglés). Estos carriles bidireccionales se encargan de llevar y traer la información entre el dispositivo conectado (en este caso la GPU) y la CPU.

En el caso del PCIe del MacPro1,1 la velocidad de cada carril es de 250Mbps en cada dirección, y esto es así porque nuestro MacPro ya tiene una edad y la versión del PCIe es la 1.1. Las placas bases actuales montan el PCIe 3.0 que alcanza 1 Gbps. Por esta razón os comentábamos que aunque podamos instalar una tarjeta gráfica moderna en el MacPro1,1 (en Mavericks), no vamos a poder sacarle el máximo rendimiento ya que estas tarjetas usan el estándar PCIe 3.0, aunque gracias a que son compatibles todos los PCIe funcionará a menor rendimiento.

Se dá la circustancia que las cuatro ranuras PCIe que trae el MacPro se pueden configurar con un número determinado de carriles a cada ranura, aunque no lo podemos hacer a nuestra discreción, sino en base a 4 configuraciones por defecto que pueden elegirse.

¿Y para qué queremos hacer esto? Pues para asegurarnos el máximo número de carriles en la ranura donde tengamos instalada nuestra tarjeta gráfica, que a la postre significará una mayor tasa de transferencia de datos y por tanto mayor rendimiento.

Para empezar debemos localizar la aplicación “Expansion Slot Utility”, localizada en /System/Library/Core Services. Lo siguiente es enumerar las ranuras de expansión, llamemos 1 a la localizada más abajo, al lado de la memoria RAM y 4 a la más alta, pegada a los discos duros.

He estado haciendo pruebas moviendo y configurando la tarjeta gráfica en distintas ranuras y configurando varios carriles para ver como afecta al rendimiento real de la GPU.

Test #1

La primera prueba consistió en poner la tarjeta gráfica en la ranura número 2, y configurando un único carril:

ExpansionUtility1

Como véis tengo seleccionada la primera configuración donde la ranura número 2 tiene asignado un único carril (x1). Los benchmarks son estos:

Luxmark: 319

Geek3d GPUTest TessMark (x64): 9561 (159 fps)

Test #2

La siguiente prueba la realicé sin cambiar físicamente la tarjeta gráfica, seleccioné la tercera configuración, en la que se asignan 8 carriles a la ranura número 2:

Luxmark: 442

Geek3d GPUTest TessMark (x64): 9770 (162 fps)

Test #3

Por último, cambié la GPU a la ranura número 1, donde por fin se le pueden asignar los 16 carriles:

ExpansionUtility2

El resultado fué:

Luxmark: 450

Geek3d GPUTest TessMark (x64): 9771 (162)

Conclusiones

Lo primero y más evidente es que en openGL (benchamark GPUTest) no hay diferencias entre usar uno o 16 carriles. Muy, muy curioso.

En openCL (benchmark Luxmark) no hay diferencias entre x8 y x16 carriles, pero si que la hay usando un único carril. Por lo que deberíamos instalar nuestra GPU siempre en la ranura número 1.

Más interesante me parece que aquellos que tengan pensado poner una doble tarjeta gráfica (ya conozco a dos personas que están pensando adquirir una segunda 5770 para adjuntarla a la que ya tienen), lo hagan instalandolas en las ranuras 1 y 2, asegurándose además que están configuradas para usar 8 carriles cada una con la aplicación “Expansion Slot Utility”.

Fuentes

http://support.apple.com/kb/HT2838

http://reviews.cnet.com/8301-13727_7-10330355-263.html

 

Instalando NVIDIA GTX660 en MacPro1,1

Como comentaba en el post anterior, depués de instalar Mavericks en el MacPro1,1 ví que aunque funcionaba bien, la gráfica no era capaz de gestionar los gráficos de forma fluida y el uso mismo del Finder cuando desplegabas un folder se hacía eterno.

Había leído que una de los mejores puntos de poder instalar Mavericks en el MacPro era que por defecto trae drivers para las NVIDIA modernas. Lo que significa que sobre el papel podemos dejar a nuestro MacPro1,1 capaz de manejar FCPX o After de manera muy fluida. Aunque no todo puede ser perfecto y existe un problema imposible de solucionar y es que los slots del MacPro 1,1 son PCIe 1.0 y las gráficas modernas son PCIe 3.0. En teoría son compatibles aunque no podremos aprovechar toda la potencia de la máquina.

Me dejé aconsejar por un tio que en el hilo de reddit comentaba que la Nvidia GTX660 era un buen compromiso entre potencia “aprovechable” y precio. En caso de que no funcione y como plan B me pillaría un ATI Radeon HD5770 que en muchos foros hay gente que la usa en mi MacPro.

tarjetas-graficas-gigabyte-gtx-660-2gb-ddr5-n660oc-2gdLas tarjetas gráficas actuales necesitan alimentación adicional a la que puede suministrarle el bus PCI-e, por lo que traen un conector de 6 pines en la tarjeta. La GTX660 trae un cable con ese conector para la tarjeta por un lado y por otro 2 conectores molex para las fuentes de alimentación.

adaptador-alimentacion-tarjeta-graficaEn el MacPro no podemos conectar los molex a la fuente de alimentación. Hay que hacerlo a unos conectores de 6 pines rectangulares que hay en la placa base directamente. Para ello necesitamos por ejemplo un par de estos cables adaptadores por 2,9€ cada uno (Actualización: Ojo que estos no valen para conectar la gráfica a los miniPCIe de la placa base, sirven para conectar la tarjeta a un molex macho, por ejemplo el que hay para la segunda unidad óptica de 51/4 pulgadas) o directamente estos para sustituir los que trae la GPU.

La instalación ha sido facilísima. Lo más complicado ha sido meter la mano dentro de la caja para poder conectar el cable de alimentación a la placa base. Es conveniente para ello hacerse un poco más de sitio quitando el disco duro número 2.

20140203-010

Detalle de la conexión de la alimentación entre la placa base y la tarjeta gráfica

Una vez instalada en la ranura PCIe y los cables conectados, he arrancado y voila!!! Máquina rejuvenecida.

Gráfica antigua, Nvidia GeForce 7300GT

Gráfica antigua, Nvidia GeForce 7300GT

Como creo que os comenté en el anterior post, al no tratarse de una tarjeta gráfica flasheada para MAC, no veremos el arranque, es decir, la manzanita. Durante el arranque vemos la pantalla negra, hasta que arranca osx.

He hecho unas pruebas de rendimiento comparándolo con el que hasta hoy era mi ordenador de referencia, un MBP Retina de comienzos del 2013.

MBP Retina
CPU: 2,7 GHz Intel Core i7
Memoria: 16 GB 1600 MHz DDR3
Gráficos: Intel HD Graphics 4000 1024 MB y NVIDIA GeForce GT 650M 1024 MB

MACPRO
CPU: 2 x 2,66 GHz Dual-Core Intel Xeon
Memoria: 12 GB 667 MHz DDR2 FB-DIMM
Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 660 2048 MB

Geekbench 32bit
Rendimiento general, especialmente se prueba CPU
Mac Pro: 1419 / 4447
MBP Retina 3051/11647

geeks3d gputest (TessMark x64 – openGL4.1)
Rendimiento de openGL con la GPU
Mac Pro: 9666 (fps 161)
MBP Retina: 3062 (fps:51)

Luxmark (OpenCL)
Rendimiento de openCL con la GPU
Mac Pro: 450
MBP Retina: 373

20140203-006